Al perro semihundido de Goya

 

¿Dónde es que se hunde

el aciago perrillo cuya trufa asoma

por el tramo indefinido de la nada?

¿Hacia dónde mira pidiendo auxilio, o disculpas,

por algo que a su comprensión escapa?

El perrillo ama y protege,

pero también muerde y ladra.

Así lo hace con el aventurado que, con paso osado,

acecha el territorio que él hizo suyo.

Perrillo semihundido, que la tierra no te trague.

No permitas que te venza la locura.

No te hundas, perrillo semihundido.

 

7534f8c8-62e8-4eaa-93bd-3669b520ca84detalle.jpg
Francisco de Goya, Perro semihundido (detalle), ca. 1819-1823.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s