Nostalgia prematura

 

Voy en el Metro.

Me veo rodeada

de individuos

de ojos poseídos

que ni siquiera parpadean.

Están hipnotizados

por pantallas luminosas.

Soy la única que

rompe el silencio

pasando las ajadas

páginas de un libro.

Algún día todo será

una pantalla luminosa.

Quizás se convierta mi libro

en una reliquia expuesta

en algún museo.

Sólo espero haber muerto

cuando se haya impuesto

esa aterradora realidad.

 

DSCN9906.JPG
Fotografía: Ana Fernández Ortega ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s