La capitana

 

Navego en la madrugada

acogida por suspiros

de espíritus perdidos

y almas olvidadas.

 

Siento la tentación de

imprecar a los dioses,

pero la lobreguez lo tiñe todo

y yo me siento como en casa.

Como una lechuza en la noche.

Como un pez en el agua.

 

Son capciosos,

pero también sagaces,

así que persisto en mi empeño

de admirarles y me resisto

a abjurar de ellos por

la intriga que me suscitan

sus impredecibles caprichos.

 

Mis pensamientos oscilan

sin rumbo por un mar

de olas que restallan

contra la cubierta de mi barco,

haciéndolo zozobrar para aterrarme.

 

Se jactan de mí sin percatarse

de que mi timón

no legitima sus designios

y yo lo sujeto con fuerza

como la buena capitana

de un navío que lucha

contra la voracidad de la tormenta.

 

Joseph_Mallord_William_Turner_-_Snow_Storm_-_Steam-Boat_off_a_Harbour's_Mouth_-_WGA23178.jpg
William Turner, Steam-Boat off a Harbour’s Mouth in Snow Storm, 1842.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s