Ruina

 

Es curioso, el poder de la ruina.

La miras y sientes todo lo contrario

a cuando observas un edificio restaurado:

te identificas con ella.

Entiendes que es lo que es

porque ha sobrevivido al tiempo.

Como lo has hecho tú.

 

Abadía en el robledal Friedrich.jpg
Caspar David Friedrich, Abadía en el robledal, 1809.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s