Inevitable

 

Cuando su silueta se perdió

entre la multitud,

dio media vuelta acosado

por la sombra del placer prohibido.

Esa noche tocaba partido.

Intentó concentrarse en eso.

En vano, por cierto.

Magritte, Los amantes.jpg
René Magritte, Los amantes, 1928.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s