El último domingo

 

He inventado otro nombre para el llanto

alimentando a la soledad sin precedentes.

Mis palabras se suicidan en domingo

y se convierten en trazos temblorosos.

Me abrazo a mis miedos que son sin existir

y las hilanderas tejen un destino que me dice

“cuídate de mí en la sombra”.

 

Las hilanderas o la fábula de Aracne.jpg
Velázquez, Aracne (Las hilanderas), ca. 1655-1660.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s