Abril

 

He limpiado todos los rincones,

atizado las alfombras,

puesto velas perfumadas,

cambiado sábanas y fotos.

Todo para nada.

El olor perdura.

Huele a pérdida.

 

Van Gogh, El dormitorio de Arlés.jpg
Van Gogh, El dormitorio de Arlés, 1888.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s