Incrédula

 

No quiero creerlo,

pero se me escapa la poesía

en otra memoria,

en un paisaje

que hice mío desde

la tristeza.

 

The_Incredulity_of_Saint_Thomas_by_Caravaggio.jpg
Caravaggio, La incredulidad de Santo Tomás, 1602.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s