Réquiem nocturno

 

Noche, moradora de silencios,

tirana de soledades y nostalgias,

abrigo de noctámbulos,

quédate conmigo, no me dejes,

canta el réquiem final de mis

anhelos.

 

Dánae recibiendo la lluvia de oro.jpg
Tiziano, Dánae recibiendo la lluvia de oro, 1560-1565.

Lobos azules, silencios grises

 

En lo triste y en lo oscuro

hacen el amor los lobos

palabra por palabra

escucho sus aullidos

desvivo el último orgasmo.

***

Descifro en clave de azules

tu noche plagada de grises

desnudo mi alma rota

a petición de tu silencio.

***

Me persiguen las bestias

en el invierno de mi poesía

en la sala de espera

de mi Asunción.

***

A lo lejos tus rumores

cantan al Amor vencido

matan la esperanza

mueren en soledad

felices.

Van Gogh, Noche estrellada sobre el Ródano
Van Gogh, Noche estrellada sobre el Ródano, 1888.

El coleccionista

 

Tengo una colección de miradas

de augurios de ceños fruncidos

de pinturas de tu lengua en los labios.

Tengo una colección de medidas

así la de tus piernas

con el punto geográfico de su término

y mis ganas de perderme en él

con poesía.

1200px-El_jardín_de_las_Delicias,_de_El_Bosco.jpg
El Bosco, El jardín de las delicias, 1500-1505.

 

Remitente anónimo

Escribo sin remitente.

Mi tinta se corre en soles de ausencia

da bandazos mi destinatario sin brújula.

Escucho a los poetas muertos:

sus lamentos se parecen a tu voz

cuando dices mi nombre.

¿Me piensas desnuda?

¿Me piensas rota?

Desnúdame.

Rómpeme.

Firma.

 

Jean_Auguste_Dominique_Ingres_-_The_Grand_Odalisque_-_WGA11841.jpg
Jean-Auguste-Dominique Ingres, La gran odalisca, 1814.

Sueños demócratas

Traduje el mensaje de tus ojos

caminé a la sombra de tu culpa

escribí un poema en tu memoria

                                   y desperté.

Curiosas criaturas, los sueños.

Derrumban los muros del olvido.

 

Durero, The little owl.jpg
Alberto Durero, La joven lechuza, 1506.